Tanto sócrates como Aristóteles o Platón considerabam que un aspecto insispensable de la vida que merece ser vivido es la amistad. Es otro valor que estimula el desarrollo de la personalidad y da significado al ser humano. ni la riqueza, ni el poder o el estatus social compensan una vida de auténticos amigos. la auténtica amistad es poco común, un privilegio, y solo compartida por un puñado de personas. El resultado es que cualquiera de nosotros podamos vivir una vida entera y solo tener tres o cuatro amigos “de verdad”. La amistad consiste sobretodo en una relación de confianza.

“La amistad solo puede ser compartida por unos pocos que respetan y preservan la confianza en ellos dipositada. La vida no es nada sin amistad”
– Cicerón

En la medida que somos humanos, todos necesitamos ayuda y confiar en alguien – Hoy Yo, mañana TÚ-. La verdadera amistad es i guía de conducta, orientación permanente de perfeccionamiento personal, estímulo y fuerza motora para la superación constante entre amigos.

“Un fiel amigo es un alma en dos cuerpos”
– Aristóteles

Para mí, la amistad es un vínculo casi sagrado, un sentimiento de nobleza mutua que requere deberes, obligaciones, compromisos y sacrificios, un nivel difícil de encontrar en las relaciones habituales. Pero cuando somos afortunados para forjar semejante relación, nuestra vida cambia por completo. Nuestros amigos hablan por nosotros.

“Si quieres formar juicio acerca de un hombre, observa quienes son sus amigos” – Fénelon