Menú

OIR

OIR

¿Me oyes? … si… ¿pero me escuchas? Oír es menos que escuchar. Escuchar esconde la capacidad de captar, interpretar. Es el camino que nos lleva a entender las necesidades y a comprender las emociones y los anhelos de los demás. Aprender a escuchar con atención es importante para el crecimiento personal y el camino hacia el conocimiento del prójimo. Saber escuchar es un arte, un gesto de respeto, consideración hacia el otro. Y una expresión de empatía.

Alex Walk

 

Sobre el autor