Le reivindico como gran sabio de la hispania romana, filósofo, político, gran orador y escritor. En definitiva un gran pensador, quizá el mejor pensador en los últimos 2000 años.

Camino con Séneca muchos días, y me resulta muy interesante ver de qué manera está de actualidad sus pensamientos. De él aprendo la igualdad humana, por poner al hombre como centro de todas las cosas. También de su templanza y autodisciplina, y me traspasa su mirada compasiva sobre mis flaquezas. “Errare humanun est” (equivocarse es humano). El camino es como una leyenda: No importa lo largo que sea, sino lo bien que esté narrado.

“A través de lo áspero se llega a las estrellas” – Séneca

Su estilo literario, basado en una elegante retórica, abundante en máximas y sentencias, me lleva a reconocerlo como parte destacada de la literatura universal. Y, en su trato con la psicología de las pasiones, la naturaleza y la voluntad humana y la técnica de la educación moral, como un gran filósofo.

De Séneca aprendo los 3 momentos en que puedo compartimentar el tiempo:

“Tiempo verdadero, el pasado;
Tiempo variable, el futuro
y tiempo para vivir, el presente”
– Séneca

Por eso es importante decir lo que sentimos. Sentir lo que decimos, concordar las palabras con la vida. Esto me refleja la importancia de ser sincero conmigo mismo y actuar a lo sentido. Séneca busca el camio correcto y a él me ciño en mi selección de caminos. Necesito la vida entera para aprender a vivir.

“Vida Bueno o Buena Vida” – Séneca

A través de la prudencia, la fortaleza, templanza y justicia, tengo una buena vida.

Me gustaría traer a Séneca una semana para que, como hizo en la Roma imperial, denunciara la pérdida de las buenas costumbres, de los valores olvidados y de la sociedad decadente y corrupta que actualmente vivimos.

Sería fantástico poder tenerlo como referente y que nuestros políticos aprendieran un poco de él, pero mucho me temo que, como en el pasado, le condenarían por cualquier conjuro contra el sistema. El mensaje que recibo de Séneca es muy amplio, en mis largas caminatas siempre me llena de realidad esta frase que quiero resaltar para todos los caminantes y para los que no lo son:

“Nuestra naturaleza está en la acción.El reposo presagia la muerte” – Séneca

¡Que no camine quien no tenga ganas de vivir!